BLUSH, LO QUE TIENES QUE SABER


 
 Aplicar blush es algo tan básico que podría parecer de lo más sencillo, pero sorprendentemente es muy fácil de arruinar. Porque cuando el blush sale mal suele ser bastante evidente. Por otra parte, si lo hacemos bien, el resultado tiende a ser increíble. De todos los productos de belleza, el famosísimo rubor, blush o colorete, es el más efectivo transformando tu look, ya que esas “chapitas” dan un aspecto saludable, radiante y juvenil.
Las preguntas comunes cuando hablo de blush suelen ser: ¿qué color me queda? ¿dónde debo aplicarlo? ¿qué tanto aplicar? Y como en todo, la respuesta por lo general cambiar según el maquillista, así que por lo pronto, te voy a dejar los tips que  encuentro más útiles a la hora de querer responder este tipo de preguntas.
 
Lo principal es escoger el color correcto según nuestro tono de piel. Los rosas más inclinados hacia tonos durazno y naranja van muy bien con pieles mas claras y cálidas, mientras que rosados mas intensos y tonos rojizos favorecen a las pieles morenas. Esto no significa que tengas que utilizar solo un color para siempre, al contrario, es bueno experimentar y darte cuenta cuales te hacen lucir y sentir bien.
 
Si eres de las que están casadas con un mismo color de blush y cuando se termina corres por uno exactamente igual, es momento de ampliar el panorama. Sal de la zona de confort e incluso mezcla diferentes clores, así podrás crear un look diferente para cada ocasión y época del año.
 
Algo que nos garantiza unas mejillas de ensueño, es mezclar un poco de contour con el blush para dar profundidad y dimensión en el rostro. No te olvides de difuminarlos bien para evitar líneas muy marcadas.
 
El blush en ocasiones, viene con ciertos destellos de brillos y glitter, si tu piel cuenta con zonas y texturas irregulares intenta evitarlas, ya que tienden a resaltar granitos, poros grandes y líneas de expresión. Opta por los que tienen un acabado matte.
 
Y como en todo, es vital tener las herramientas adecuadas para aplicar el maquillaje, por eso mi recomendación es la Blush Brush de la línea Pro Studio, que gracias a sus suaves cerdas sintéticas y su lado angular, cuenta con el tamaño ideal para aplicar el producto con precisión en el lugar correcto.
 
 Lure cuenta con la línea de los Mineral Blush que vienen en doce tonalidades diferentes, desde rosados muy sutiles, pasando por terracota hasta rojizos intensos. No tengas miedo de probar con el que más te guste y te haga sentir cómoda.

 

 

*Escrito por Sofia Abraham.

Más artículos

Busca en la tienda